miércoles, 30 de mayo de 2018

¿Volver a empezar?


Esta mañana, hace apenas un par de horas, estaba en el Hospital General esperando a que nos llamaran.

Durante la espera no he podido evitar recordar los malos días que pasamos cuando cangrejín todavía era bebecangrejo. Es algo de lo que nunca he hablado aquí, quizás era mi forma de negarlo, de hacer como que no estaba pasando, que todo iba a estar bien. Pero lo cierto es que aquellos meses fueron duros y nos desgastaron bastante.

Al final, todo estaba bien, a pesar del miedo que nos metieron en el cuerpo y que, después, siempre ha estado ahí subyacente, dispuesto a saltar con cualquier tontería.

Ahora, dos años después, mientras espero a que nos reciba el otorrino, ese miedo ha vuelto a dar señales de vida, más por incertidumbre que por otra cosa, pero sobre todo porque a la mente no hay quien la detenga cuando se pone a imaginar.

El tema es que cangrejiín no habla, dice alguna palabras, pero ya está, y en el colegio pues lo han llevado a la psicóloga, aunque el pediatra también me dijo que si no hablaba pues empezaríamos otra turné de especialistas para ver que le pasa.

Antes de entrar me he acordado de mis compañeros y compañeras blogguers que han pasado y pasan por cosas peores, incluso por lo que nadie debería pasar. Y claro, en comparación esto no es más que la visita a un médico, debía estar tranquilo.

Después he entrado a la consulta, y a pesar de que nos ha mandado unas pruebas concretas, ya me ha dicho que de oído no tiene nada. También nos ha dicho que por allí pasan muchos niños, alguno tienen problemas y otros no, que después lo mirarán de otra cosa, pero al final, será que cada niño tiene su ritmo, pero que vivimos en un mundo que cualquier persona que no está en los límites "normales" hay que estudiarlo.

Así que a esperar que no tengamos que someterle a demasiadas pruebas, aunque el lo lleva bien, hoy casi le desmonta la consulta, ha sido como un juego nuevo, somos nosotros los que llevamos la mochila puesta.


20 comentarios:

  1. Ufffffffff... mirá, no me voy a poner a darte "consejos" ni nada de eso; a cada uno de nosotros, los que somos padres, nuestros hijos nos "duelen", aunque pueda parecer 'menos grave' comparándolo con otros temas, lo que le pase a Cangrejín es lo que a ti, a ustedes, hace girar el mundo, y es normal que así sea. Y con respecto a que cada niño tiene sus tiempos, esa es una absolutísima verdad... (mi hija no habló hasta los 3 años y medio, y casi me vuelven loca!)

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Como bien te dice Alma, por más que uno empatice con el dolor ajeno, sólo puede doler realmente lo propio, así que es totalmente comprensible que te sientas mal. Espero que todo se resuelva bien y que no le den mucho la lata con las pruebas. Un besote y mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no empiece a hablar ya me temo que no se escapa de las pruebas

      Eliminar
  3. Daniel no habló hasta que llegó a infantil y al final del curso y desde entonces no pará. Por lo visto, no hablaba porque no le hacía falta. Con los dos he tenido el problema de que vocalizaban fatal. No dejaron de recomendarnos llevarles al especialista todo el rato y no lo hice porque me parecía que con un poco de paciencia podíamos corregirles en casa. Y ahora hablan muy bien. La salud de nuestros hijos no causan muchísima ansiedad y miedo, te entiendo. YO voy temblando por dentro a cada consulta del cardiólogo de Iván y salgo soltando el aire retenido cada vez que me sueltan un "Aún no", pero sé que un día me dirán "Toca operar" y sigo pasándolo fatal, aunque el crío esté como un toro superfeliz. Ánimo!! Espero que pronto encontréis con la causa y que sea algo leve. Se pasa fatal te digan lo que digan

    ResponderEliminar
  4. Hay niños que hasta que no dominan perfectamente el idioma no sueltan palabra, hasta los tres no es tan raro.Tampoco está de más que le hagan pruebas.Y sí, es muy fácil decirte que no te agobies pero es imposible que tú no lo hagas, y está dentro de lo "normal".
    Mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, eso me lo digo yo también pero ya sabes que aveces...

      Eliminar
  5. Ánimo y que se resuelva todo de la mejor manera posible... quizá puede serte de interés lo que comentá esta mamá en su blog (no soy yo):
    http://laaventurademiembarazo.com/2013/12/retraso-del-habla-y-atencion-temprana.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el enlace, me ha venido muy bien.

      Eliminar
  6. Al final son eso, los ritmos, pero siempre mejor salir de dudas :)
    Ánimo y que no sea nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso deseo yo, además cada día parece que avanza un poco.

      Eliminar
  7. Con Nathan pasaba lo mismo, no hablaba con nadie y parecía no escucharles. Finalmente resultó que como el hijo de Dácil, no hablaba porque no quería.
    Nathan era muy tímido y prefería no hablar con nadie. Cuando él decidió que estaba preparado cogió carrerilla y todavía no ha parado.
    Ánimo con cangrejín, espero que no sea nada.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esonos pasó con cangrejito, pero cangrejín no es tímido, al contrario,e intenta comunicarse, pero no puede. Espero que sea eso y que pronto se suelte.

      Eliminar
  8. Pues solo te puedo decir que es normal que salgan los miedos. Natural. A nosotros con Luke nos pasó algo parecido, hasta el punto de que una vez la seño de 1º de infantil me comentó con al cabo de los meses, un compi de la clase llegó a decirle un día: "Pero si Luke habla!!!"
    Y es que no necesitaba hablar más, es tímido y ya está. Nos preocupó un tiempo, pero la verdad es que cada niño tiene su ritmo y su momento de cambiar el chip. Y nunca está de más que hagan pruebas y controles. Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pero como ya nos metieron el miedo anteriormente

      Eliminar
  9. ¡¡Y verás como al final estará todo bien y será sólo que Cangrejín lleva su propio ritmo!! ¡Ánimo!

    ResponderEliminar

Pinzadas