martes, 8 de mayo de 2018

Algún día tenía que ser


Puede que este haya sido uno de los parones más largos que ha sufrido este blog desde que arrancó hace casi ocho años.

El último mes ha sido muy duro para todos, la semana anterior y la posterior a la marcha de cangreyayo han sido difíciles, y reconozco que no me apetecía entrar al blog después de hacer el trabajo.

Cuando una maquinaria pierde una pieza, es necesario un tiempo y ajustes para que esta pueda seguir funcionando. Las piezas no siempre son sustituibles, de modo que a veces, hay que ajustar las que quedan para que todo siga su ritmo.

Pero algún día tenía que ser, y este es tan bueno como otro cualquiera para volver a abrir las puertas de este pequeño refugio.

Hola ¿estás ahí?


14 comentarios:

Pinzadas